Diferencia entre revisiones de «CATECISMOS EN URUGUAY»

De Dicionário de História Cultural de la Iglesía en América Latina
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
 
(No se muestran 6 ediciones intermedias de 2 usuarios)
Línea 1: Línea 1:
En el actual territorio de Uruguay, los primeros catecismos se habrían utilizado en misiones franciscanas y jesuíticas, y en los primeros colegios jesuitas instalados en la Colonia del Sacramento, fundada por los portugueses en 1680, y en Montevideo, ciudad española fundada entre 1724 y 1730.
+
== ==
 +
En el actual territorio de Uruguay, los primeros catecismos se habrían utilizado en misiones franciscanas y jesuíticas, y en los primeros colegios [[EVANGELIZACIÓN_DE_AMÉRICA;_contribución_de_los_jesuitas | jesuitas]] instalados en la Colonia del Sacramento, fundada por los portugueses en 1680, y en Montevideo, ciudad española fundada entre 1724 y 1730.
  
En la Colonia portuguesa, el primer centro de enseñanza fue el colegio de San Francisco Xavier, fundado por los jesuitas portugueses en 1717. En Montevideo, los padres españoles de la Compañía instalaron la primera escuela en 1746, en la residencia de San Estanislao de Kostka. Se trataba de escuelas de primeras letras en las que se enseñaba a leer y escribir, las cuatro operaciones aritméticas y la doctrina cristiana. En la Colonia portuguesa, como en el Brasil, podría haberse utilizado el ''Catecismo da Língua Brasílica'', publicado en 1618 por el P. Antonio de Araújo, S.J. (+1632).
+
En la Colonia portuguesa, el primer centro de enseñanza fue el colegio de San Francisco Xavier, fundado por los [[EVANGELIZACIÓN_DE_AMÉRICA;_contribución_de_los_jesuitas | jesuitas]] portugueses en 1717. En Montevideo, los padres españoles de la Compañía instalaron la primera escuela en 1746, en la residencia de San Estanislao de Kostka. Se trataba de escuelas de primeras letras en las que se enseñaba a leer y escribir, las cuatro operaciones aritméticas y la doctrina cristiana. En la Colonia portuguesa, como en el [[BRASIL;_Afrodescendientes | Brasil]], podría haberse utilizado el ''Catecismo da Língua Brasílica'', publicado en 1618 por el P. Antonio de Araújo, S.J. (+1632).
  
En tierras españolas, el primer texto en ser ampliamente utilizado fue el catecismo del P. Gaspar de Astete, S.J. (1537-1601),'' Doctrina cristiana y docu¬mentos de crianza'', publicado hacia 1576, aunque sólo se conoce la edición de 1599. Incluía el credo, las oraciones, los sacramentos y concluía con los mandamientos. El P. Astete proponía un sistema de preguntas y respuestas que se transformó en el "estilo catequís¬tico". El vocabu¬lario utilizado, claro y sencillo, aseguraba la fácil compren¬sión y rápida memorización. También circularon en Uruguay versiones del catecismo del P. Jerónimo de Ripalda, S.J. (1535-1618), titulado ''Doctrina cristiana con una explicación breve'', editado en Burgos en 1591.  
+
En tierras españolas, el primer texto en ser ampliamente utilizado fue el catecismo del P. Gaspar de Astete, S.J. (1537-1601),'' Doctrina cristiana y docu¬mentos de crianza'', publicado hacia 1576, aunque sólo se conoce la edición de 1599. Incluía el credo, las oraciones, los sacramentos y concluía con los mandamientos. El P. Astete proponía un sistema de preguntas y respuestas que se transformó en el "estilo catequís¬tico". El vocabulario utilizado, claro y sencillo, aseguraba la fácil comprensión y rápida memorización. También circularon en Uruguay versiones del catecismo del P. Jerónimo de Ripalda, S.J. (1535-1618), titulado ''Doctrina cristiana con una explicación breve'', editado en Burgos en 1591.  
  
 
De ambos catecismos - Astete y Ripalda - se conocieron en Uruguay ediciones completadas por otros autores – el canónigo asturiano Gabriel Menéndez de Luarca en el caso de Astete; el predicador castellano Santiago José García Mazo en el caso de Ripalda. En Montevideo se hicieron ediciones del catecismo de Astete, entre ellas la de la Tipografía de Marcos Martínez, de 1899, y la realizada por Barreiro y Ramos en 1917. De hecho, los catecismos de Astete y Ripalda fueron los más utilizados en todo el mundo hispano hasta la renovación que siguió al Concilio Vaticano II.
 
De ambos catecismos - Astete y Ripalda - se conocieron en Uruguay ediciones completadas por otros autores – el canónigo asturiano Gabriel Menéndez de Luarca en el caso de Astete; el predicador castellano Santiago José García Mazo en el caso de Ripalda. En Montevideo se hicieron ediciones del catecismo de Astete, entre ellas la de la Tipografía de Marcos Martínez, de 1899, y la realizada por Barreiro y Ramos en 1917. De hecho, los catecismos de Astete y Ripalda fueron los más utilizados en todo el mundo hispano hasta la renovación que siguió al Concilio Vaticano II.
Línea 14: Línea 15:
 
   
 
   
 
==BIBLIOGRAFÍA==
 
==BIBLIOGRAFÍA==
 +
  
 
ARAÚJO, P. Antônio de, ''Catecismo na Língua Brasílica,'' edição facsimilar da primeira edição (1618) en LEMOS BARBOSA, P. Antônio, Biblioteca de Língua Tupi, vol. 1. Rio de Janeiro, 1954  
 
ARAÚJO, P. Antônio de, ''Catecismo na Língua Brasílica,'' edição facsimilar da primeira edição (1618) en LEMOS BARBOSA, P. Antônio, Biblioteca de Língua Tupi, vol. 1. Rio de Janeiro, 1954  
Línea 29: Línea 31:
 
GARCÍA MAZO, S. J. y RIPALDA, G. de, ''El catecismo del Padre Ripalda explicado'', París, 1926  
 
GARCÍA MAZO, S. J. y RIPALDA, G. de, ''El catecismo del Padre Ripalda explicado'', París, 1926  
  
FERNÁNDEZ TECHERA, S.J., Julio, ''Jesuitas, masones y universidad, t. I (1680-1859)'', Montevideo, 2007  
+
FERNÁNDEZ TECHERA, S.J., Julio, '' Jesuitas, masones y universidad, t. I (1680-1859)'', Montevideo, 2007  
  
 
HERMANOS DE LA SAGRADA FAMILIA, ''Catecismo de la doctrina cristiana: curso elemental'', Montevideo, 1920  
 
HERMANOS DE LA SAGRADA FAMILIA, ''Catecismo de la doctrina cristiana: curso elemental'', Montevideo, 1920  
Línea 46: Línea 48:
  
 
'''SUSANA MONREAL'''
 
'''SUSANA MONREAL'''
 +
 +
 +
 +
 +
<relatedtags>
 +
[[BRASIL;_Afrodescendientes|BRASIL; Afrodescendientes]]
 +
 +
[[EVANGELIZACIÓN_DE_AMÉRICA;_contribución_de_los_jesuitas|EVANGELIZACIÓN DE AMÉRICA; contribución de los jesuitas]]
 +
</relatedtags>

Revisión actual del 15:28 7 ago 2020

En el actual territorio de Uruguay, los primeros catecismos se habrían utilizado en misiones franciscanas y jesuíticas, y en los primeros colegios jesuitas instalados en la Colonia del Sacramento, fundada por los portugueses en 1680, y en Montevideo, ciudad española fundada entre 1724 y 1730.

En la Colonia portuguesa, el primer centro de enseñanza fue el colegio de San Francisco Xavier, fundado por los jesuitas portugueses en 1717. En Montevideo, los padres españoles de la Compañía instalaron la primera escuela en 1746, en la residencia de San Estanislao de Kostka. Se trataba de escuelas de primeras letras en las que se enseñaba a leer y escribir, las cuatro operaciones aritméticas y la doctrina cristiana. En la Colonia portuguesa, como en el Brasil, podría haberse utilizado el Catecismo da Língua Brasílica, publicado en 1618 por el P. Antonio de Araújo, S.J. (+1632).

En tierras españolas, el primer texto en ser ampliamente utilizado fue el catecismo del P. Gaspar de Astete, S.J. (1537-1601), Doctrina cristiana y docu¬mentos de crianza, publicado hacia 1576, aunque sólo se conoce la edición de 1599. Incluía el credo, las oraciones, los sacramentos y concluía con los mandamientos. El P. Astete proponía un sistema de preguntas y respuestas que se transformó en el "estilo catequís¬tico". El vocabulario utilizado, claro y sencillo, aseguraba la fácil comprensión y rápida memorización. También circularon en Uruguay versiones del catecismo del P. Jerónimo de Ripalda, S.J. (1535-1618), titulado Doctrina cristiana con una explicación breve, editado en Burgos en 1591.

De ambos catecismos - Astete y Ripalda - se conocieron en Uruguay ediciones completadas por otros autores – el canónigo asturiano Gabriel Menéndez de Luarca en el caso de Astete; el predicador castellano Santiago José García Mazo en el caso de Ripalda. En Montevideo se hicieron ediciones del catecismo de Astete, entre ellas la de la Tipografía de Marcos Martínez, de 1899, y la realizada por Barreiro y Ramos en 1917. De hecho, los catecismos de Astete y Ripalda fueron los más utilizados en todo el mundo hispano hasta la renovación que siguió al Concilio Vaticano II.

El catecismo-libro siguió siendo el centro del catecismo-institución, destinada a los niños y a los jóvenes, con el objetivo de proporcionar la enseñanza cristiana fundamental. En tal sentido, se publicaron en Uruguay catecismos elaborados por congregaciones educadoras de importante desarrollo en el país. Los Hermanos de la Sagrada Familia de Belley editaron, en 1920, el Catecismo de la doctrina cristiana: curso elemental, utilizado también por otros colegios católicos. En 1922 y 1924, el Hermano Damasceno (1874-1957), destacado pedagogo de la misma congregación, publicó los dos volúmenes de su Curso de religión. A fines de la década de los ’40, los padres Salesianos de Don Bosco, encargados de numerosos colegios, publicaron Mi catecismo: para el primer grado elemental.

Entre 1950 y 1960, aparecieron nuevos catecismos, editados por los obispos uruguayos. La reunión de la I Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, convocada por el Papa Pío XII, y celebrada en Río de Janeiro a mediados de 1955, se propuso el fortalecimiento de la fe y promovió el protagonismo de los pastores locales. En 1956 se publicó el librillo Soy cristiano: explicación del texto del catecismo mínimo prescrito por el Vble. Episcopado Uruguayo y, en 1959, la Conferencia Episcopal editó Doctrina cristiana: catecismo de perseverancia.

Por otra parte, desde mediados del siglo XX, se había iniciado un movimiento de renovación catequética en Bélgica y Francia, que hizo del Instituto Lumen Vitae de Bruselas, un punto de referencia. Se trataba de superar el catecismo y de crear nuevos instrumentos para transmitir la doctrina y la fe cristianas.

BIBLIOGRAFÍA

ARAÚJO, P. Antônio de, Catecismo na Língua Brasílica, edição facsimilar da primeira edição (1618) en LEMOS BARBOSA, P. Antônio, Biblioteca de Língua Tupi, vol. 1. Rio de Janeiro, 1954

ASTETE, Gaspar, Resumen de las cosas más necesarias de la doctrina según el catecismo, Montevideo, 1899

ASTETE, Gaspar y MÉNDEZ DE LUARCA, Gabriel (editor), Catecismo de la doctrina cristiana: añadido para su mayor aclaración con varias preguntas y respuestas de Gabriel Menéndez de Luarca, Montevideo, 1917

CHICO GONZÁLEZ, Pedro, Diccionario de Catequesis y Pedagogía religiosa, Lima, 2006

CONFERENCIA EPISCOPAL DEL URUGUAY, Doctrina cristiana: catecismo de perseverancia, Montevideo, 1959

GARCÍA MAZO, Santiago José, Gaspar ASTETE y Gerónimo de RIPALDA, El catecismo de la doctrina cristiana explicado o explicaciones del Astete que convienen también al Ripalda, Valladolid, 1887

GARCÍA MAZO, S. J. y RIPALDA, G. de, El catecismo del Padre Ripalda explicado, París, 1926

FERNÁNDEZ TECHERA, S.J., Julio, Jesuitas, masones y universidad, t. I (1680-1859), Montevideo, 2007

HERMANOS DE LA SAGRADA FAMILIA, Catecismo de la doctrina cristiana: curso elemental, Montevideo, 1920

HERMANO DAMASCENO, Curso de religión. Vol. 1: Libro primero, para los años 1º, 2º y 3º. Primera edición ilustrada, Montevideo, 1924

HERMANO DAMASCENO, Curso de religión. Vol. 2, Montevideo, 1922

MATONTE, Mireya, Ayer y hoy de la catequesis en el Uruguay, Montevideo 1990

NERY, Israel, El nuevo catecismo y la historia de los catecismos, Buenos Aires, 1993

OBRA DE DON BOSCO, Mi catecismo: para el primer grado elemental, Montevideo, 1949; Soy cristiano:, Montevideo, 1956.


SUSANA MONREAL