ASOCIACIÓN URUGUAYA DE EDUCACIÓN CATÓLICA

De Dicionário de História Cultural de la Iglesía en América Latina
Revisión del 14:02 19 jun 2017 de Louvier (discusión | contribuciones) (→‎Bibliografía)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Las décadas de los 60 y los 70 fueron tiempos de crisis, de cambios y de tensiones para el Uruguay, para su sociedad y para la Iglesia. En 1978, comenzó a funcionar el Secretariado Ejecutivo del Departamento de Educación Católica (SEDEC), presidido por Mons. Carlos Mullin, obispo de Minas desde 1977 y presidente del Departamento de Educación Católica de la Conferencia Episcopal Uruguaya (CEU). El Secretariado Ejecutivo, bajo la dirección del P. Félix Mª Bruno SDB, asumió la coordinación de los aspectos técnicos y administrativos de la educación católica, de acuerdo a las directivas pastorales provenientes de la CEU.

En la década del 80, y en un marco histórico limitante, a los tradicionales reclamos por el cumplimiento del postulado constitucional de la libertad de enseñanza se agregó una nueva perspectiva de trabajo para los colegios. En la línea de los documentos conciliares y de los trabajos de la Conferencia de los Obispos Latinoamericanos en Puebla, se puso el acento en la acción evangelizadora de la comunidad educativa y en la educación en los valores cristianos. El período se caracterizó por la definición de proyectos pastorales en los diferentes colegios y por la coordinación de encuentros diocesanos y nacionales - de educadores y de padres de alumnos - que dieron un firme apoyo a esta línea de trabajo.

El 12 de marzo de 1985, año de restauración de las instituciones democráticas, se reunieron los obispos y los superiores provinciales del Uruguay para iniciar el proceso de fundación de la Asociación Uruguaya de Educación Católica (AUDEC). El 20 de mayo de ese mismo año, se designó la primera Comisión Directiva de AUDEC y, el 13 de junio, la primera Dirección Nacional. Bajo la presidencia de Mons. José Gottardi, arzobispo de Montevideo y presidente del Departamento de Educación Católica, integraron la Comisión Directiva: Mons. Andrés Rubio, Mons. Pablo Galimberti y Mons. Raúl Scarrone; y los siguientes superiores provinciales, P. Manuel Gutiérrez Semprún SJ, P. Víctor F. Reyes SDB, M. Bárbara Caicedo FMA y M. Rosa Mendizábal Cap. El padre Félix M. Bruno SDB fue designado Director Nacional, siendo sus sucesores el Hno. Rogelio Dewaele HSF, el P. Pedro Incio SDB y el P. Marcelo Fontona SDB.

El retorno a la vida democrática provocó situaciones nuevas, tensiones y readaptaciones ciertamente complejas. El 7 de agosto de 1985, la Conferencia Episcopal, reunida en asamblea plenaria extraordinaria, dirigió un mensaje a los centros educativos católicos. Ante la compleja situación económica y laboral que atravesaban muchas instituciones educativas, los obispos reafirmaban el principio de libertad de enseñanza, y la necesidad de organizar los centros de acuerdo a los fines de la pastoral educativa de la Iglesia. Por otra parte, la AUDEC comenzó a participar de las actividades de los Consejos de Salarios, en representación de los colegios privados católicos.

A lo largo de más de un cuarto de siglo de vida, la AUDEC ha definido su perfil y sus áreas de acción. En fraterna coordinación con la Conferencia Episcopal del Uruguay, y con el Departamento del Educación Católica, la AUDEC tiene como objetivo la coordinación y representación de las instituciones católicas de enseñanza en todos los niveles, ante autoridades nacionales y autoridades específicas de la enseñanza, en el plano nacional y ante organismos internacionales. El asesoramiento y el apoyo pedagógicos, jurídicos, laborales, técnicos y administrativos, en consonancia con las orientaciones del Plan pastoral de la Iglesia, han definido su accionar al servicio de la educación católica uruguaya.

Debemos destacar como constantes en la acción de la AUDEC: el estímulo a las tareas de reflexión y de formación de los centros educativos, la organización regular de jornadas y cursos para directores, administradores y docentes de carácter nacional, el asesoramiento jurídico y laboral, la apertura de nuevas áreas de trabajo que los tiempos imponen, y la constante defensa de la libertad de aprender y de la libertad de enseñar.


Bibliografía

Archivo de la Asociación Uruguaya de Educación Católica; MONREAL, Susana, La Asociación Uruguaya de Educación Católica en perspectiva histórica, en Estatutos de AUDEC, Montevideo, 2003, pp. 6-13.


SUSANA MONREAL