ARAGONE, Juan Francisco

De Dicionário de História Cultural de la Iglesía en América Latina
Revisión del 14:03 20 abr 2015 de MGARCIA (discusión | contribuciones) (Página creada con 'ARAGONE, Juan Francisco (Carmelo, Colonia, 1893 ; Montevideo, 1953) Arzobispo Sacerdote del clero secular y segundo arzobispo de Montevideo. Fue ordenado sacerdote en 1908 y en…')
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

ARAGONE, Juan Francisco (Carmelo, Colonia, 1893 ; Montevideo, 1953) Arzobispo

Sacerdote del clero secular y segundo arzobispo de Montevideo. Fue ordenado sacerdote en 1908 y en 1919 fue nombrado arzobispo de Montevideo, luego de que la sede estuviera vacante desde 1908, cuando falleció su antecesor Mons. Mariano Soler. Permaneció al frente de la arquidiócesis hasta 1940.

En los años de sede vacante, se produjo un intenso proceso de enfrentamiento entre el Estado y la Iglesia Católica, que culminó con la separación constitucional de ambos en la Constitución nacional que entró en vigencia en 1919. A partir de entones el Estado uruguayo dejó de financiar formalmente a la Iglesia, cuyo financiamiento ya se hallaba restringido.

Ante el desgobierno del período anterior, luego de enviar un visitador apostólico del exterior - el P. Johaneman, provincial de los redentoristas y residente en Buenos Aires – la Santa Sede resolvió nombrar como titular de la arquidiócesis de Montevideo a un sacerdote uruguayo y del clero secular. Antes de ser nombrado arzobispo, Aragone participó activamente en la gran colecta pública organizada para recabar fondos para la Iglesia, ante el fin del financiamiento estatal.

En junio de 1922 se produjo un atentado contra Mons. Aragone, en momentos en que celebraba la Eucaristía. Un hombre entró al templo y efectuó cinco disparos de arma de fuego contra Aragone. Sólo un disparó alcanzó al arzobispo, se alojó en su cadera y perforó sus intestinos, según consta en la prensa de la época. El motivo del atentado fue objeto de especulación: podía relacionarse con el clima de enfrenamiento anticlerical existente desde décadas atrás, o sería un hecho aislado atribuible a un hombre fuera de juicio, tesis que ha primado.

En 1923 Mons. Aragone propuso a la Santa Sede la organización de un movimiento por la paz en toda Sudamérica, por medio de las principales instituciones católicas de cada diócesis.

Durante su desempeño como arzobispo se realizaron gestiones para la restitución de las relaciones oficiales entre la Santa Sede y el Estado uruguayo, interrumpidas desde 1911. Como consecuencia de la celebración del III Congreso Nacional Eucarístico de 1938, grandioso por la participación popular y la devoción que en él se manifestó, tuvo lugar la reanudación de las relaciones diplomáticas del Uruguay con la Santa Sede. En 1939, el gobierno de Baldomir reinició las relaciones diplomáticas con el Vaticano y, en enero del 40, Mons. Alberto Levame llegó a Montevideo como primer Nuncio apostólico en el Uruguay.

Mons. Juan Francisco Aragone mantuvo algunas disputas con los obispos sufragáneos - de las diócesis de Salto y de Melo - por diversos temas, como la necesidad de establecer un seminario único a nivel nacional y no uno en cada diócesis. Aragone fue calumniado por sus detractores, quienes organizaron una campaña en su contra ante la Santa Sede, lo que culminó con el nombramiento de un coadjutor, Antonio María Barbieri, con la intención de acotar sus potestades.

Fue un hombre piadoso y preocupado por su feligresía. Mons. Aragone presentó renuncia a su cargo el 20 de noviembre de 1940. Se develó en esos meses la mala administración de los fondos de la Iglesia uruguaya, y las fuertes pérdidas sufridas por la indebida gestión de su ecónomo, quien presentaba regularmente al arzobispo informes que resultaron finalmente falsos.

Luego del su alejamiento del arzobispado de Montevideo, dedicó su vida a acompañar a personas enfermas en hospicios de Argentina.

BIBLIOGRAFÍA Archivo Secreto Vaticano, Ciudad del Vaticano: Uruguay, Afaire Eclesiastici Straordinari, 1907-1921, 1922-1929; Nunziatura Apostolica in Uruguay (1900-1939); Mons. Vasallo Di Torre Grossa Alberto (1916-1922); Nunziatura Apostolica in Uruguay (1900-1939); Mons. Juan Beda Cardinale (1922-1926); Nunziatura Apostolica in Uruguay (1900-1939); Mons. Filippo Cortesi (1926-1936); Nunziatura Apostolica in Uruguay (1900-1939); Mons. Giusepe Fietta (1936-1939);

AA.VV. La Iglesia en el Uruguay, Montevideo, Instituto Teológico del Uruguay, 1978;

BAZZANO, Daniel et al., Breve historia de la Iglesia en el Uruguay, Montevideo, 1993.


NÉSTOR DA COSTA VELÁZQUEZ