ALVARADO, Tezozómoc Fernando

De Dicionário de História Cultural de la Iglesía en América Latina
Revisión del 17:50 26 may 2015 de Vrosasr (discusión | contribuciones) (→‎Notas)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

( Tenochtitlán 1520?; ciudad de México 1610?) Historiador

Nació en México- Tenochtitlán, probablemente durante la conquista de la ciudad por Hernán Cortés, o bien inmediatamente después de ella. Sus padres pertenecían a la alta nobleza azteca pues su padre, Panitzin o Huanitzin, quien tomó el nombre de Diego Alvarado cuando fue bautizado, era descendiente directo de los tlatoanis (monarcas aztecas) Axayácatl y Moctezuma, mientras que su madre, Francisca Moctezuma era la decimonovena hija de Moctezuma II.[1]Así, Fernando Alvarado Tezozómoc por parte de su madre era bisnieto de Axayácatl y nieto de Moctezuma; y por parte de su padre era sobrino-nieto del mismo Moctezuma II. Se sabe que, al momento de la conquista, Panitzin era el soberano de Ecatepec, y que las autoridades virreinales le mantuvieron como tal desde 1539 hasta su muerte ocurrida en 1542.

Conforme a la política educativa implementada por los franciscanos de dar especial atención a los hijos de los caciques, para preparar una élite indígena que colaborara en la evangelización, es probable que Fernando Alvarado Tezozómoc haya sido alumno del Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco, pues a la fundación de esta institución tendría unos quince o dieciséis años; sin embargo no hay pruebas al respecto. De lo que no hay duda es que poseía una buena educación pues, además de fungir como experto intérprete y traductor de la Real Audiencia de México, es autor de dos importantes obras sobre la historia y cultura de los culhúa-mexicas de Tenochtitlán, escritas, una en castellano y la otra en náhuatl.

Miguel León-Portilla señala que a algunos frailes “como Olmos, Sahagún, Durán y Mendieta y luego a otros varios discípulos suyos, como el célebre grupo de estudiantes indígenas de Tlatelolco, y después los historiadores indígenas y mestizos como Alvarado Tezozomoc, Pomar, Tovar, Ixtlilxóchitl, Chimalpain y Muñoz Camargo, supieron aprovechar lo que quedaba de los códices y cantares. Recorriendo pueblos, interrogando a los ancianos que habían estudiado en los calmécac, allegando códices, reduciendo al alfabeto los textos memorizados, reunieron un acopio considerable de documentación de primera mano acerca de la historia, instituciones culturales y forma de vida de los pueblos nahuas.[2]

La obra que Alvarado Tezozomoc escribe en náhuatl es la “Crónica Mexicayotl”, cuyo manuscrito se encuentra en el Museo de Antropología de la ciudad de México. Esta obra abarca desde que los mexicas iniciaron su peregrinación en Aztlán en 1064, hasta el año de 1531. En castellano Alvarado Tezozomoc escribió la “Crónica Mexicana”, que también comprende desde los inicios de la tribu mexica en Aztlán, pero concluye en 1519 con la llegada de Hernán Cortés a Tlaxcala. Se ignora la fecha exacta del fallecimiento de Fernando Alvarado Tezozómoc; probablemente su deceso ocurrió en la ciudad de México hacia el año de 1610.

Obras:

Crónica Mexicana; Crónica Mexicayotl.

Notas

  1. Enciclopedia de México. p. 364
  2. León-Portilla. pp. 71-72

Biliografía

  • Enciclopedia de México. México, 1993, Tomo I
  • León-Portilla, Miguel. Los antiguos mexicanos. Fondo de Cultura Económica, México, 1996


JUAN LOUVIER CALDERÓN